El lavado de este material es sencillo, bastando con detergente y agua para mantenerlo. Sin embargo, si tenemos piezas deterioradas se pueden pulir con una mezcla de ceniza (de cigarros o de la chimenea por ejemplo) con aceite. Después se frota con un paño humedecido en alcohol para sacar brillo.

Para abrillantar las cazuelas, se frota un trapo humedecido en zumo de limón y si han quedado en el interior manchas blancas de la cal del agua se eliminaran cociendo durante unos minutos la piel de unas patatas.

ATENCIÓN, se trata de un material frágil que se araña fácilmente, por lo que siempre hay que revisar que tanto el paño o trapo que utilicemos como la sustancia limpiadora no tenga partículas duras o sólidas que no se disuelvan y puedan rayar o deteriorar el acero inoxidable.

limpieza-acero-inoxidable

Si no dispone de tiempo para limpiar la casa en Limpiezasdecasas.es trabajamos con los mejores profesionales y tenemos todo lo necesario para que esto se cumpla. Nos aseguramos de que Usted pueda disfrutar de cualquier ambiente al 100% y no se tenga que preocupar por su desinfección y limpieza. Calcule el precio de limpieza del hogar sin compromiso a su medida y disfrute de un entorno seguro, limpio y agradable.

quiero un presupuesto