No se deben limpiar con productos abrasivos ni con lejías ya que podrían estropearse. Las manchas  amarillentas producto del agua estancada se quitan espolvoreando sal gruesa, añadiendo vinagre caliente y frotando suavemente.

Para que el esmalte de duchas y bañeras quede brillante y se eliminen las manchas que el agua deja se deben frotar con un limón cortado por la mitad. Si el esmalte ha empezado a amarillear podemos devolverle su color frotando con una esponja empapada en esencia de trementina y sal, se deja actuar durante unos minutos y se aclara con abundante agua caliente jabonosa.

Si no dispone de tiempo para limpiar la casa en Limpiezasdecasas.es trabajamos con los mejores profesionales y tenemos todo lo necesario para que esto se cumpla. Nos aseguramos de que Usted pueda disfrutar de cualquier ambiente al 100% y no se tenga que preocupar por su desinfección y limpieza. Calcule el precio de limpieza del hogar sin compromiso a su medida y disfrute de un entorno seguro, limpio y agradable.

quiero un presupuesto