Una parte importante de cualquier cocina es una campana extractora que funcione bien. Esto es especialmente necesario cocinas mucho y sobre todo comidas, como guisos, pucheros, que necesitan más tiempo y además producen mucho humo. Las campanas extractoras, también conocidas como campanas de ventilación, vienen en una amplia variedad de tamaños, estilos, diseños y características. Pero a pesar de estas diferencias, limpiar y mantener tu campana extractora es bastante similar en los diferentes productos y estilos.

Si alguna vez has comprado una nueva campana extractora, sabes que hay muchos tamaños diferentes que vienen con muchas configuraciones diferentes. Una buena regla general es asegurarse de que la campana de ventilación cubra al menos la mitad de la vitrocerámica o fogones y debería extenderse totalmente a lo largo.

Cómo mantener limpia la campana extractora

Los siguientes siete consejos de limpieza y mantenimiento pueden servirte de guía para tus dudas sobre el cuidado de la campana extractora. Lee e implementa lo siguiente para mantener tu campana de ventilación funcionando correctamente.

Diagnosticar problemas de la campana extractora

Hay algunos signos importantes que indicarán cuándo tu campana de ventilación está al límite de su funcionamiento. Es típico que una campana de ventilación se desgaste con el tiempo como resultado de la acumulación de grasa o el desgaste de la maquinaria debido al uso constante. Toma nota de las siguientes situaciones que te indicarán que es hora de realizar reparaciones o tareas de mantenimiento:

  • El humo no se despeja de tu cocina, incluso cuando la campana de ventilación está en el ajuste más alto: si esto sucede, podría ser que el conducto en la campana de ventilación esté obstruido con grasa. También podría ser que el ventilador no esté funcionando correctamente debido a un motor grasiento o gastado. Finalmente, el problema podría ser trazable al filtro de aire que necesita ser limpiado o reemplazado.
  • El motor es excesivamente ruidoso: si tu motor está emitiendo sonidos extraños, probablemente necesite ser limpiado. Puede rozar contra un objeto que obstruye su función adecuada. Este síntoma también podría ser una señal de que tu motor necesita ser reemplazado.
  • Las luces o los botones no funcionan: estos problemas pueden ser eléctricos y, por lo general, se pueden llegar hasta la placa de control de tu panel de ventilación. Este tipo de problema a menudo requiere que un experto lo arregle.

Limpieza del filtro de aire

El filtro de aire es la parte de tu campana de ventilación que elimina las partículas y el humo del aire antes de empujarlo fuera de tu casa. Hay dos tipos de filtros: un filtro de metal y un filtro de carbón. Ambos tipos de filtros se pueden quitar fácilmente para su limpieza o reemplazo.

  • Si tienes un filtro de metal, simplemente retíralo y colócalo en un recipiente pequeño o en un barreño apropiado lleno de suficiente solución desengrasante para cubrir completamente el filtro. Una vez que toda la grasa se haya disuelto, enjuaga bien con agua tibia y jabón. Para un buen acabado, colócalo en la rejilla superior de un lavaplatos. Antes de volver a colocarlo, asegúrate de que esté completamente seco.
  • Si tienes un filtro de carbón, el proceso de eliminación será muy similar. La única diferencia es que no puedes limpiar uno de estos filtros. Es una buena idea reemplazar un filtro de carbón anualmente, o cada vez que comience a perder efectividad.

Limpieza de la campana extractora

Este proceso es bastante simple. Asegúrate de que la unidad esté apagada y que la vitrocerámica no esté caliente ni encendida. Un espray o desengrasante de limpieza para el hogar será perfecto para las limpiezas regulares. Solo recuerda usar un producto no abrasivo. No rocíes el limpiador en la bombilla u otros componentes eléctricos.

Limpieza de la ventilación

Debes revisar regularmente la ventilación que va desde la campana al exterior. A veces puede acumularse grasa en esta ventilación, lo que perjudica la funcionalidad y puede causar un riesgo de incendio. Si la grasa se acumula en esta parte de tu ventilación, es importante que te comuniques con un profesional de la limpieza lo antes posible para limpiarla adecuadamente.

limpiar campana extractora

Limpiar el ventilador o reemplazar el motor

El motor del ventilador generalmente es lo suficientemente duradero como para que no necesite mantenimiento, pero aun así debes examinar cada parte de la campana de ventilación cuando realizas controles. A veces, el motor o incluso los mismos cojinetes pueden estar expuestos a una humedad y grasa excesivas y no funcionarán correctamente. Una señal definitiva de esto es si el motor está actuando como se describe en el primer consejo anterior. La mayoría de las veces, es la rueda del ventilador la que ha acumulado suciedad y grasa. Puedes quitar esta pieza y limpiarla con un desengrasante. Si esto no resuelve tu problema, lo más probable es que necesites reemplazar el motor.

Solución de problemas de la campana extractora

Una buena manera de probar la ventilación de tu dispositivo es cortar un pequeño cuadrado de periódico y sostenerlo sobre la ventilación. Si el periódico es succionado y mantenido en su lugar, tu campana de ventilación debería estar bien.

Cada modelo específico de campana extractora es único. Si tienes dificultades para diagnosticar problemas por tu cuenta, intenta buscar el número de modelo de tu unidad. De esta forma, encontrarás información sobre problemas comunes que podrían ocurrir con tu modelo en particular.

Medidas preventivas

  • El último consejo en esta lista de información de mantenimiento de la campana extractora se centra en detener los problemas antes de que sucedan. Para prolongar la salud de tu campana extractora, debes:
  • Limpiar las aspas del ventilador ocasionalmente para evitar la acumulación de suciedad y grasa. Esto ayudará a evitar el exceso de estrés en tu motor y evitará que se recaliente.
  • Lavar el metal expuesto a menudo. La espuma caliente generalmente será suficiente. Si las superficies se vuelven realmente grasosas, una solución de amoníaco y agua hará el truco. Solo asegúrate de enjuagar bien después de usar este método.
  • Controlar regularmente la ventilación para mantener el flujo de aire sin restricciones. Si permites que la grasa se acumule, puede representar un riesgo de incendio.
  • Limpiar el filtro con frecuencia, ya que es la parte que recogerá la grasa más rápido.

Siguiendo estos consejos, tendrás una campana de ventilación que durará mucho tiempo y efectivamente hará el trabajo de mantener tu cocina libre de humo y limpia.

limpieza campana extractora

Si no dispone de tiempo para limpiar la casa en Limpiezasdecasas.es trabajamos con los mejores profesionales y tenemos todo lo necesario para que esto se cumpla. Nos aseguramos de que Usted pueda disfrutar de cualquier ambiente al 100% y no se tenga que preocupar por su desinfección y limpieza. Calcule el precio de limpieza del hogar sin compromiso a su medida y disfrute de un entorno seguro, limpio y agradable.

quiero un presupuesto