¿Cuál es el secreto para tener suelos, paredes y superficies impecables? Limpiar la lechada. La loseta resiste la suciedad y las manchas, pero la lechada es porosa y absorbe la suciedad y los derrames, por lo que se mancha fácilmente. A continuación te explicamos cómo limpiar la lechada en cualquier parte de tu hogar.

Como limpar la lechada

Consejos para limpiar la lechada de superficies del hogar

Consejos para limpiar la lechada

  • Primero, limpia la lechada con agua caliente para eliminar la suciedad de la superficie. A continuación, rocía una solución de limpieza en la lechada, puedes crear una tú mismo con una mezcla 50-50 de vinagre y agua en una botella de spray. Rocía la lechada, déjala reposar durante cinco minutos y luego restriégala con un cepillo suave. Te recomendamos usar un cepillo de dientes u otro cepillo pequeño para fregar la lechada. Para mayor potencia de fregado, usa un cepillo de dientes eléctrico. No uses un cepillo de metal ya que rayará el azulejo y podría dañar las piezas de la lechada. Enjuaga bien con agua caliente cuando hayas terminado.

 

  • También puedes usar limpiadores de lechada comercialmente preparados o blanqueador diluido. Sigue las instrucciones del fabricante sobre cómo limpiar la lechada del suelo. Utiliza estos productos cáusticos con moderación, porque el uso regular erosionará la lechada.

 

  • Para manchas difíciles, mezcla una pasta de dos partes de bicarbonato de sodio y una parte de agua. Aplícalo a la mancha, déjalo reposar durante la noche y luego restriégalo con un cepillo de nylon. Enjuaga bien con agua caliente cuando hayas terminado.
Limpieza de lechada
  • Si tienes baldosas gruesas o porosas como el mármol, usa una solución menos ácida porque el vinagre puede manchar las baldosas. Intenta mezclar una parte de peróxido en dos partes de bicarbonato de sodio y frota la lechada con un cepillo suave.
  • También puedes usar papel de lija para eliminar las manchas de la lechada. Dobla el papel y pásalo hacia adelante y hacia atrás a lo largo de la línea de lechada. También puedes usar una goma de borrar. Frota de un lado a otro a través de la línea de lechada manchada. Enjuaga bien con agua caliente cuando hayas terminado.

​Una vez que hayas terminado de limpiar, deja que la lechada se seque durante 24 horas. Luego coloca un sellador de lechada a base de silicona para resistir futuras manchas y suciedad. Tendrás que volver a aplicar el sellador cada dos años, o con más frecuencia si la lechada está en un área de mucho tráfico. Saber cómo limpiar la lechada sucia mejora el aspecto y prolonga la vida útil de tus baldosas.

Si no dispone de tiempo para limpiar la casa en Limpiezasdecasas.es trabajamos con los mejores profesionales y tenemos todo lo necesario para que esto se cumpla. Nos aseguramos de que Usted pueda disfrutar de cualquier ambiente al 100% y no se tenga que preocupar por su desinfección y limpieza. Calcule el precio de limpieza del hogar sin compromiso a su medida y disfrute de un entorno seguro, limpio y agradable.

quiero un presupuesto