Los desengrasantes son muy conocidos por su increíble rendimiento en la limpieza de la grasa que se crea en las superficies de los electrodomésticos y encimeras después de cocinar. Aunque hay muchos desengrasantes en aerosol comerciales en el mercado, las opciones de limpiadores orgánicos y naturales son algo limitadas. La solución la tienes a la mano, en este post te enseñamos cómo hacer un desengrasante casero, con estos cuatro pasos tendrás tu propio desengrasante que limpiará fácil y rápidamente las superficies grasosas.

Desengrasante casero

Cómo hacer un desengrasante casero y ecológico

Recuerda que los limpiadores caseros siempre son los mejores para usar, ya que generalmente son naturales y tú sabes exactamente lo que contienen. Sin mencionar que incluso puedes añadir tu propia fragancia para que nunca más tengas que preocuparte de tener limpiadores con olores extraños.

Paso 1: Destapa tu botella de spray

Retira la boquilla de pulverización de la botella y déjala a un lado para que puedas verter los ingredientes en la botella. Asegúrate de que el recipiente que has elegido esté hecho de plástico y no tenga agujeros. Una botella nueva siempre es mejor que reutilizar una anterior para que no mezcles soluciones o aromas, pero si reutilizas una botella vieja, asegúrate de enjuagarla bien.

Paso 2: Añade jabón de aceite y aceite esencial

Vierte ¼ taza de jabón de aceite y 10 a 12 gotas de aceite esencial de tu elección en la botella y agita suavemente hasta que los ingredientes estén bien mezclados. Sabràs cuando es momento de usar la soluciòn cuando los elementos formen burbujas. Una solución homogénea asegurará un mejor desengrasante.

Paso 3: Agrega agua y agita

Ahora que tienes el aceite y el jabón combinados, necesitas agregar agua caliente. Viertela en la mezcla suavemente para combinar todo hasta que aparezca más espuma de jabón.

Desengrasante casero natural

Paso 4: Agrega aroma si deseas

Una vez que todo esté completamente mezclado, debes volver a enroscar la boquilla. Sin embargo, antes de hacer eso, debes dejar que las burbujas o la espuma de jabón se disipen. Luego, asegúrate de que la boquilla esté firmemente asegurada en la botella.

Ahora puedes añadirle jabón de detergente o combinar ingredientes económicos de productos de lavandería para crear un aroma para tu limpiador. Los jabones de lavandería económicos como el bicarbonato de sodio o el Bórax, siempre funcionan de maravilla para las superficies sucias y grasientas en la cocina, estos añaden también aromas suaves y naturales.

En este punto, tu desengrasante está terminado y listo para usar. Cualquier limpiador ecológico es siempre una mejor opción, siendo también mucho más económica y de uso seguro, aprovecha estos consejos y realiza tu propio desengrasante casero.

Si no dispones de tiempo para limpiar la casa nosotros podemos ayudarte, en Limpiezasdecasas.es trabajamos con los mejores profesionales y tenemos todo lo necesario para realizar una limpieza total. Nos aseguramos de que puedas disfrutar de cualquier ambiente al 100% y no tengas que preocuparte por su desinfección y limpieza. Calcula el precio de limpieza del hogar sin compromiso a tu medida y disfruta de un entorno seguro, limpio y agradable.

quiero un presupuesto