La exposición a ambientes húmedos, mohosos y sucios pueden causar una variedad de efectos a la salud. Además, para algunas personas el moho puede ser especialmente nocivo por sensibilidad al moho. Sigue leyendo para saber más sobre los riesgos del moho para la salud y cómo controlar su aparición.

riesgos del moho

Cómo te puede afectar el moho y cómo resolver el problema

El moho es un término no científico para muchos tipos de hongos no deseados que se encuentran tanto en interiores como en exteriores. El crecimiento activo de moho requiere humedad, por lo que suele encontrarse mayoritariamente en las superficies del baño. El moho de crecimiento activo daña el material sobre el que vives, lo que perjudica la integridad estructural.

¿Qué efectos tiene el moho sobre la salud?

Para personas con sensibilidad al moho, este puede causar:
congestión nasal, irritación de la garganta, tos o sibilancias, irritación de los ojos o, en algunos casos, irritación de la piel.

Para personas alérgicas al moho, las reacciones pueden ser aún más severas.

¿Cómo llega el moho a tu hogar?
El moho se encuentra tanto en interiores como en exteriores. Este problema puede afectar a tu hogar a través de puertas abiertas, ventanas, conductos de ventilación y sistemas de calefacción y aire acondicionado. El moho en el aire exterior también puede adherirse a la ropa, los zapatos, las bolsas y las mascotas, y pueden ser transportadas al interior.

El moho crecerá en lugares con mucha humedad, como alrededor de fugas en techos, ventanas o tuberías, o donde haya habido inundaciones. El moho crece bien en productos de papel, cartón, tejas del techo y productos de madera, también puede crecer en polvo, pinturas, papel tapiz, aislamiento, paneles de yeso, alfombras, telas y tapicería.

eliminar el moho

Consejos para controlar el moho

  • Controlando los niveles de humedad
  • Reparar puntualmente techos, ventanas y tuberías con fugas
  • Limpiar y secar a fondo después de una inundación
  • Mantener ventiladas áreas como la ducha y la cocina

Si el moho está creciendo en tu hogar, necesitas eliminarlo y solucionar el problema de la humedad. El crecimiento de moho se puede eliminar de las superficies duras con productos comerciales, agua y jabón, o una solución de lejía que no contenga más de 1 taza de lejía de uso doméstico en 4 litros de agua.

El crecimiento de moho, que a menudo se ve como manchas, puede ser de muchos colores diferentes y suele oler a humedad. Si puedes ver u oler el moho, podría haber un riesgo para la salud. No es necesario que conozcas el tipo de moho que crece en tu hogar, ya que no importa qué tipo esté presente, debes eliminarlo lo antes posible. Dado que el efecto del moho en las personas puede variar mucho, ya sea por la cantidad o el tipo de moho, no puedes confiar en el muestreo y el cultivo para conocer su riesgo para la salud. Además, un buen muestreo de moho puede ser caro, y no se han establecido estándares para juzgar qué es y qué no es una cantidad aceptable de moho. La mejor práctica es eliminar el moho y la humedad y limpiar para prevenir el crecimiento futuro.

Si no dispone de tiempo para limpiar la casa en Limpiezasdecasas.es trabajamos con los mejores profesionales y tenemos todo lo necesario para que esto se cumpla. Nos aseguramos de que Usted pueda disfrutar de cualquier ambiente al 100% y no se tenga que preocupar por su desinfección y limpieza. Calcule el precio de limpieza del hogar sin compromiso a su medida y disfrute de un entorno seguro, limpio y agradable.

quiero un presupuesto